Con ocasión de las fiestas de Navidad, Galeries Lafayette Paris Haussmann se transforma en una fantástica colmena. Allí, los dorados son los de la miel, las divisiones de la gran tienda son celdillas y la cúpula es un cielo de fiesta bajo el cual tiene su trono un mágico pino. En esta colmena que zumba de actividad, cada abeja tiene que cumplir su papel en los preparativos de esta Navidad extraordinaria, desde las vitrinas del boulevard Haussmann hasta la selección de juguetes, pasando por la decoración del pino. Las flores de invierno que brotan en los alrededores permiten que las abejas sobrevivan durante la estación fría. Una vez satisfechas, algunas se encargan de la producción de los regalos de Navidad en un decorado ámbar combinado con el tradicional rojo terciopelo, mientras otras se embarcan en la aventura del invierno, para libar lo más dulce que el frío tiene para ofrecer.

Encuéntranos
en las grandes tiendas
Compra desde tu casa