Las mejores excursiones de un día desde París

Descubra las excursiones para hacer en un día más interesantes de París y explore pueblos con encanto, monumentos históricos y majestuosos lugares. ¡Planifique su aventura ya!

Descubra las mejores excursiones para hacer en un día desde París – cultura, paisajes e historia

París capta la atención de visitantes de todo el mundo. La ciudad del amor, cuna de la moda y hogar de la icónica Torre Eiffel y de los Campos Elíseos, le sorprenderá por su belleza y encanto.

No obstante, su busca evadirse del bullicio citadino, puede descubrir fantásticos destinos para visitar en un día no muy lejos de París. Desde el magnífico Palacio de Versalles hasta el encantador pueblo de Giverny, hay para todos los gustos. Le mostramos con más detalles algunas de las mejores excursiones para hacer en un día desde París que no se puede perder.

Los lugares históricos más interesantes de las afueras de París

Visitar los lugares más emblemáticos de las afueras de París enriquecerá su experiencia cultural. Podrá descubrir otra cara de Paris que ofrece una mirada a la historia de Francia, desde la grandiosa arquitectura hasta el papel de la monarquía.

Versalles – un lugar ineludible para los amantes de la historia y la arquitectura

Famosa por el opulento Palacio de Versalles y sus espectaculares jardines, esta ciudad está a solo 30 minutos en tren de París.

Luis XIV mandó construir este grandioso palacio en 1682 como símbolo de su poder y riqueza. Al entrar en el recinto, le impresionarán el tamaño y la grandeza de esta antigua residencia real. Desde la emblemática Galería de los Espejos hasta el famoso Huerto del Rey, cada parte de esta vasta propiedad es un tributo al arte francés del siglo XVII.

Pasear por los impresionantes jardines del Palacio de Versalles le dejará sin aliento. Estos jardines formales de 77 hectáreas rebosan de fuentes, estatuas y paseos. Si los visitar durante las noches de verano podrá ver un fascinante espectáculo de fuentes, música y fuegos artificiales.  

A los amantes de los caballos les encantará visitar la Academia Ecuestre de Versalles, donde distinguidos jinetes interpretarán un mágico espectáculo ecuestre.

Más allá de la opulencia del Palacio de Versalles, la ciudad ofrece varias joyas ocultas que no puede dejar de ver. La Aldea de la Reina María Antonieta (Hameau de la Reine) le transportará a un magnífico pueblo de casas con tejados de paja alrededor de un lago.

La zona de Notre Dame es la más antigua de Versalles y alberga una impresionante iglesia que no se debe confundir con la catedral de Notre Dame de París, y un mercadillo que tiene lugar los martes, viernes y domingos por la mañana.

Fontainebleau – un mosaico de historia y opulencia

Hacer una excursión de un día desde París a Fontainebleau es como adentrarse en un lienzo viviente de cultura y naturaleza. Fontainebleau, a solo 40 minutos en tren del centro de París, merece sin duda una visita.

Lo más destacado de esta excursión es el magnífico Castillo de Fontainebleau, antigua residencia real que abarca siete siglos de evolución arquitectónica. Allí podrá admirar las salas suntuosamente adornadas donde se reunían monarcas y emperadores franceses como Luis VII o Napoleón III. La exquisita arquitectura renacentista y clásica, junto con el ornamentado mobiliario, le darán una visión de la grandeza de la realeza francesa.

También puede pasear por los inmensos jardines, una armoniosa mezcla de diseño formal francés y paisajismo pintoresco. La belleza calma de los estanques llenos de carpas y el cuidado césped conforman un escenario perfecto para un tranquilo paseo.

Para los amantes de las actividades al aire libre, el inmenso bosque de Fontainebleau, conocido por sus formaciones rocosas, es el segundo más extenso de Francia y se le conoce como las Puertas de París.

No se pierda la bella ciudad de Fontainebleau, con sus pintorescas calles y mercados locales. En un solo día, podrá comprobar que Fontainebleau ofrece una rica mezcla de naturaleza y cultura, lo que la convierte en una escapada ideal si lo que busca es saborear el esplendor real y la aventura al aire libre, lejos del ritmo frenético de París.

El bosque vecino es idóneo para los entusiastas de las actividades al aire libre. Senderismo, escalada, equitación o ciclismo, son actividades que se pueden practicar allí tranquilamente. Si quiere equiparse de ropa deportiva, pase por las Galeries Lafayette de camino a su hotel y eche un vistazo a la amplia gama de ropa deportiva para hombre y mujer. 

Consejos prácticos  📝

En París hay dos estaciones de ferrocarril principales que ofrecen viajes en tren a otras partes de Francia de forma fácil y rápida, la Gare du Nord y la Gare de l’Est.

Castillo de Vaux-le-Vicomte – la época de la aristocracia francesa

Ir a Francia sin visitar uno de sus castillos no es un viaje completo, aunque se aloje en París. Haga una excursión de un día al Castillo de Vaux-le-Vicomte. El trayecto desde París dura aproximadamente una hora en tren y promete un cautivador viaje a través de la historia y la elegancia francesa. Este castillo del siglo XVII, considerado como el precursor del Palacio de Versalles, es obra de Nicolas Fouquet, ministro de finanzas de Luis XIV.

La opulenta arquitectura del castillo, sus exquisitos interiores y sus meticulosos jardines son uno de los mejores ejemplos del diseño barroco francés. Una visita guiada por el castillo desvela la intrigante historia del ascenso y caída de Fouquet, incluyendo un espectacular arresto.

Se quedará boquiabierto ante la majestuosidad del Gran Salón, los elaborados detalles de la Sala de Hércules y la belleza de sus jardines, diseñados por André Le Nôtre.

El encanto intemporal del castillo de Vaux-le-Vicomte le invita a sumergirse en un capítulo de la historia de Francia marcado por la ambición, el poder y la riqueza artística.

Chantilly – delicias culturales y gastronómicas

Situado a 30 minutos en tren al norte de París, el Castillo de Chantilly es un ejemplo de la arquitectura renacentista francesa. Está rodeado de amplios jardines y un espléndido lago, donde los visitantes podrán explorar los lujosos interiores del castillo, que albergan una colección de arte, manuscritos y objetos de la época.

El encanto de Chantilly va más allá del aspecto histórico, ya que esta ciudad es famosa por la deliciosa crema del mismo nombre. No puede visitar esta ciudad sin probar esta delicia, cuyo origen está en las cocinas del castillo. La nata montada, azucarada y aromatizada con vainilla, da el toque final a los pasteles y postres que encontrará en cualquier pastelería francesa.

De regreso a París, si no puede prescindir de esta deliciosa crema, diríjase a uno de los cafés de las Galeries Lafayette y dese un capricho.

Chantilly también es un destino de renombre para los amantes de la hípica. Conocida como la capital de la equitación, las históricas Grandes Caballerizas, que albergan el Museo del Caballo, ofrecen una experiencia inmersiva en el mundo de la cultura equina. No se pierda los espectáculos ecuestres que tienen lugar a diario. Los jinetes profesionales hacen demostraciones de los distintos tipos de equitación y podrá ver un espectáculo ecuestre.

Disfrute de un día de relax y desconexión en plena naturaleza en las afueras de París

Después de visitar los famosos monumentos de París y de ir de compras a Galeries Lafayette, tómese un momento de descanso. Hay varios destinos para relajarse a muy poca distancia en tren de París donde podrá descubrir el encanto de las afueras.

Auvers-sur-Oise – paisajes asombrosos e influencia artística

Auvers-sur-Oise, un pintoresco pueblo a solo una hora y media en tren de París, es una escapada idónea para una excursión de un día desde París en un entorno tranquilo. Reflejado por Vincent van Gogh en algunas de sus obras maestras, este idílico refugio es un lugar idóneo para contrarrestar la energía de París.

El encanto rústico de Auvers-sur-Oise se conserva en su arquitectura histórica, desde la iglesia medieval hasta las pintorescas casas de campo que salpican el paisaje. Las calles empedradas le llevarán a los mismos paisajes que despertaron la creatividad de Van Gogh, invitándole a caminar tras las huellas de un genio.

Mientras serpentea por las orillas del río Oise, el exuberante verdor del entorno y la suave corriente del río crean un ambiente sereno y perfecto para un momento de meditación. Deténgase en el Auberge Ravoux, donde Van Gogh pasó los últimos días de su vida, y deguste una comida tradicional francesa, incluida la famosa mousse de chocolate.

Descubrirá las causas del fallecimiento de Van Gogh debido a la bebida de ajenjo, y podrá rendir homenaje en su última morada en el cementerio local.

También podrá descubrir el colorido escenario artístico que sigue fascinando y que contrasta con la simbólica obra de Van Gogh.

Consejos prácticos  📝

Si prefiere alquilar un coche e ir a su aire, puede combinar una excursión con un día de compras. El aparcamiento de las Galeries Lafayette está convenientemente situado bajo la tienda l’Homme y está abierto 24/7. Podrá pasear por la mañana, aparcar en el parking del centro comercial y disfrutar de una tarde de compras.

Giverny – testimonio de Monet

Haga una idílica excursión de un día a Giverny, paraíso floral capturado por Claude Monet. A una hora y media en tren desde París y enclavado a orillas del río Sena, este pintoresco pueblo es un santuario para los amantes del arte y la naturaleza.

Una de las principales atracciones turísticas de Giverny es la antigua residencia de Monet, donde podrá pasear por los coloridos jardines del artista que inspiraron su icónica serie nenúfares. El Clos Normand, un jardín de flores cuidado meticulosamente, florece con un sinfín de colores, mientras que el jardín acuático de inspiración japonesa le transporta al corazón de la visión creativa de Monet.

El elemento principal es la bella granja rosa, actualmente la casa y los jardines Monet, donde podrá visitar la casa y los talleres del artista, congelados en el tiempo para captar la esencia de la época impresionista.

Giverny es una escapada atemporal de la bulliciosa ciudad de París, que ofrece una visión de la habilidad artística de Monet y un retiro a la belleza natural que alimentó su imaginación. El hermoso pueblo, con su arquitectura rústica y sus calles repletas de galerías y cafés, es un lugar perfecto para hacer una pausa.

Consejos prácticos  📝

Reservar una visita guiada le ahorrará mucho tiempo cuando realice un viaje desde París. Podrá aprovechar al máximo los conocimientos y la experiencia locales para enriquecer su aventura y crear recuerdos duraderos.

Parque de Sceaux – una joya oculta

A muy pocos kilómetros al sur del centro de París se sitúa el Parque de Sceaux, donde podrá acceder en tren y disfrutar de oasis de serenidad. Este parque meticulosamente diseñado es un destino popular entre los parisinos que desean escapar de la ciudad. Sus 180 hectáreas ofrecen un soplo de aire fresco y un refugio natural.

Allí podrá pasear por las numerosas avenidas arboladas y descubrir sus fuentes ornamentadas, las estatuas y el césped muy bien cuidado. El Gran Canal añade un toque de serenidad al paisaje, mientras que los géiseres dan un toque de frescor en los días más calurosos.

En primavera, el parque estalla en un caleidoscopio de colores con la cerezos en flor, creando un entorno magnífico para relajarse.

La Orangerie, adornada con vegetación, es un lugar propicio a la contemplación, mientras que el jardín, con su variada colección de flores, ofrece una escapada muy perfumada.

El Parque de Sceaux no es sólo un paraíso para los amantes de la naturaleza, sino también un refugio cultural. El Petit Château alberga el Musée de Île-de-France, donde se exponen obras de arte y objetos para conocer mejor la historia de la región.

Montreuil y Vincennes – belleza natural y encanto histórico

La localidad de Montreuil, situada a unos treinta minutos al este de París, tiene un ambiente pintoresco con sus calles adoquinadas, sus plazas con encanto y sus tiendas artesanales.

El día de la semana ideal para visitar Montreuil es el sábado. Podrá comprar un recuerdo para sus amigos en un auténtico mercadillo francés.

En las cercanías de Vincennes podrá admirar el majestuoso castillo del mismo nombre, una fortaleza medieval que fue residencia real y que se alza orgulloso sobre la ciudad.

La imponente arquitectura del castillo y sus extensos terrenos ofrecen un apacible entorno para la exploración.

El Bosque de Vincennes situado en las inmediaciones, es un gran parque forestal en el que podrá hacer una escapada a la naturaleza y admirar sus sus lagos, senderos y jardines botánicos. Este bosque ecológico cuenta con más de 500 especies de plantas silvestres, además de numerosas especies de aves e insectos.

El Bosque de Vincennes es un lugar idóneo para pasar un día lejos de la ciudad y disfrutar del campo. Allí podrá hacer footing, alquilar una bicicleta o simplemente pasear por una vasta extensión de vegetación a solo 30 minutos de París. Con sus 995 hectáreas y 4 lagos para explorar, es un lugar perfecto para desconectar.

¿Le apetece hacer un pícnic y comer a su aire? Visite uno de los restaurantes de las Galeries Lafayette por la mañana y le prepararán una deliciosa comida para llevar que podrá disfrutar durante su excursión.

Descubra los mejores vinos franceses

Francia es famosa por sus vinos y su champán. Si es amante de los vinos o quiere probar algo nuevo, puede visitar algunos de los viñedos que puede visitar cerca de París.

La región de Champaña –  deguste las burbujas divinas

Una excursión de un día a la región de Champaña desde París es un viaje sensorial en el que verá mucho más que un exquisito vino espumoso. Situada al noreste de París, Champagne ofrece la oportunidad de explorar los históricos viñedos donde se elabora el vino espumoso más famoso del mundo. El trayecto en tren desde París dura unos 45 minutos, por lo que tendrá mucho tiempo para visitar la zona.

Podrá visitar casas de champán de renombre como Moët & Chandon y Dom Pérignon para conocer de primera mano el arte que se esconde detrás de cada efervescente botella. Las sesiones de degustación ofrecen una deliciosa paleta de sabores, en el que conocerá las diferentes variedades de champán.

De regreso a la ciudad, puede hacer una parada en Le Bar de la Cave, en las Galeries Lafayette para tomar otra copa de champán y terminar este día perfecto.

La ciudad de Épernay, con sus coloridos viñedos, se encuentra en el corazón de la región de Champaña. La belleza escénica de la región, con sus ondulantes colinas cubiertas de viñedos, añade un pintoresco escenario a su escapada.

Si tiene tiempo, puede seguir las rutas del champán desde Épernay y atravesar los distintos pueblos que albergan algunas de las mejores bodegas de champán del mundo. No sólo podrá degustar champán de calidad, sino también conocer la historia y la arquitectura de la región francesa de Champaña.

Deguste los vinos de París – un paraíso poco común

¿Sabía que algunos de los mejores vinos de Francia se producen cerca de París? Si no tiene tiempo de viajar hasta el Valle del Loira, visite los pequeños viñedos situados muy cerca de la ciudad.

  • El barrio de Clos Du Pas Saint-Maurice, en Suresnes, ofrece un viaje al corazón de la viticultura francesa para los amantes del vino más exigentes. Aquí podrá degustar exquisitos vinos mientras disfruta de una vista panorámica del río Sena y del horizonte parisino. Este marco íntimo me permitirá conocer a los viticultores y entender el aspecto creativo que hay detrás de la elaboración del vino.
  • Situada en el corazón del distrito 19, Vigne De La Butte Bergeyre ofrece una serena escapada al mundo de la viticultura entre un paisaje urbano. Los viñedos muy cuidados y cultivados en la histórica Butte Bergeyre, ofrecen una tierra única que se refleja en cada botella. Reserve una visita guiada para conocer el proceso de elaboración del vino mientras aprecia las vistas de París.
  • Vigne de la Féronne Haute es otro suburbio situado al este de la ciudad, en Rosny-Sous-Bois. Esta es una magnífica excursión para los amantes del vino: este viñedo, que produce principalmente uvas Sauvignon y Chardonnay, capta el sabor de la tierra que lo rodea.

Después de visitar los viñedos, pase por The Wine Gate, en las Galeries Lafayette, para continuar su jornada de degustación de vinos. El Wine Gate presenta más de 100 vinos de todo el mundo, muchos de ellos franceses. Puede visitar por la mañana los viñedos y disfrutar de un almuerzo en el Wine Gate, acompañado de una copa de exquisito vino.

Consejos prácticos  📝

Planifique bien su itinerario, dando prioridad a las lugares ineludibles, pero con flexibilidad. Tenga en cuenta los horarios de los trenes para viajar sin apuros. No olvide lo esencial: calzado cómodo y ropa adecuada al tiempo que haga. Infórmese sobre los horarios de apertura y los lugares que desea visitar para sacar el máximo partido a su visita.

Diviértase en París

En París hay mucho más que historia y arte. La capital de Francia es un lugar estupendo para llevar a los niños combinando el aspecto cultural con los parques temáticos cercanos a la ciudad.

Disneyland París – un parque temático para todas las edades

En Disneyland París, a solo 32 km de París, podrá hacer una escapada de un día y sumergirse en un entorno cautivador. La magia comienza desde el momento en que llega al parque y ve el Castillo de la Bella Durmiente, antesala de lo que será un día lleno de diversión.

Los personajes clásicos de Disney y los paisajes de cuento de hadas le dan la bienvenida, mientras que los espectaculares desfiles y los espectáculos en directo dan vida a entrañables cuentos de hadas.

Los amantes de la aventura pueden atreverse con las atracciones fuertes como el Space Mountain, Star Wars o Indiana Jones y el Templo del Peligro. Para los más pequeños de la familia hay atracciones como It’s a Small World e incluso una visita a Piratas del Caribe, donde disfrutarán de una experiencia inmersiva única.

Disfrute deliciosos manjares, desde pasteles con forma de Mickey hasta cocina gourmet en los numerosos restaurantes del parque. La experiencia inmersiva se extiende hasta Walt Disney Studios Park, donde disfrutará del encanto entre bastidores en atracciones como Ratatouille, La Aventura y Cars Road Trip.

Disneyland París es un viaje a lo extraordinario, una oportunidad para redescubrir la magia de la infancia y una escapada de un día completo de París.

Cuando regrese a París, visite el Reino de los Juguetes Infantiles de las Galeries Lafayette para alegrarle el día a los niños. Allí encontrarán a sus personajes Disney favoritos y una amplia selección de juguetes y juegos para todas las edades. No es una juguetería como las demás, sino un viaje mágico que le transportará a su infancia. Puede pasar aquí algún tiempo y después comer en uno de los restaurantes de las Galeries Lafayette.

¿Por qué hacer una excursión fuera de París?

Hacer una excursión de un día desde París a otra región es una gran experiencia, tanto si desea descubrir la historia de Francia, degustar su deliciosa gastronomía o hacer una escapada a la naturaleza.

Una excursión de un día desde París no solo revela la diversidad geográfica de Francia, sino que también permite entender su polifacética cultura, ofreciendo una visión única de este cautivador país. Sumérjase en la cultura local, tanto en París como en las afueras y deguste la cocina regional de las afueras o en uno de los restaurantes de las Galeries Lafayette, practicando su francés. Lo importante es aprovechar al máximo cada momento.

Encuéntranos
en las grandes tiendas
Compra desde tu casa

Descubre también