El itinerario ideal para disfrutar al máximo de 3 días en París

Su aventura parisina comienza aquí Un viaje a París es un sueño hecho realidad para muchos viajeros. Visitar la cautivadora Ciudad de las Luces es una gran oportunidad para sumergirse en el romanticismo, la cultura y el estilo por los que se conoce París.

En los viajes, el tiempo es un factor clave, y no puede desperdiciar la oportunidad de ver algo nuevo. ¿Cómo aprovechar al máximo un viaje a París y no perderse ningún monumento o lugar de interés?

París es una gran ciudad que combina historia, arte y gastronomía, además de su reputación de capital mundial de la moda.

Con nuestro itinerario de 3 días por París no solo podrá ver los lugares emblemáticos, sino que también podrá disfrutar de un tratamiento de bienestar o hacer un poco de deporte en el espacio fitness. Cada día le reserva una sorpresa, ya sean las impresionantes vistas de la Torre Eiffel, las obras de arte del Louvre o hacer compras de lujo en las Galeries Lafayette.

Podrá parar a tomar café en un cautivador barrio, pasear por los bellos parques de la ciudad, ver museos increíbles y le quedará tiempo para hacer unas increíbles fotos para Instagram.

Este itinerario le ayudará a organizar su estancia de 3 días en París. Podrá ver los lugares de interés del centro de la ciudad, y le sobrará tiempo para relajarse y empaparse del estilo de vida francés.

Día 1 – Explorar los lugares emblemáticos

Visitar los lugares emblemáticos de París va más allá de hacer turismo. Es una oportunidad para crear recuerdos perdurables y conectar con la esencia de la ciudad.

Explorar museos y monumentos le permitirá conocer la historia de París y sumergirse en el día a día de la vida parisina.

La Torre Eiffel

Puede empezar el día con una visita a la Torre Eiffel – La dame de fer (la Dama de Hierro), situada en el distrito 7. Llegar temprano es una buena idea, ya que podrá ver cómo amanece París y evitará las largas colas.

Como monumento estrella de París, la Torre Eiffel tiene que encabezar la lista de los mejores lugares para visitar en París. Puede subir en ascensor hasta la cima y admirar las vistas panorámicas de la ciudad. También podrá visitar una reconstrucción del despacho del creador de la Torre Eiffel, Gustave Eiffel, con personajes de cera de él y su hija.

De vuelta, visite el museo del primer piso para conocer la historia de este gran monumento.

Los más deportistas podrán evitar esperar el ascensor y subir las 704 escaleras.

Si desea saber más cosas sobre la Torre Eiffel, puede reservar una visita guiada.

Para una perspectiva única de la Torre Eiffel, visite la azotea de Galeries Lafayette. Disfrutará de las mejores vistas de París, con la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame y el Sacré Coeur a lo lejos. En los meses más cálidos, podrá tomar una copa y picar algo en la azotea para disfrutar de un paréntesis del bullicio de la ciudad.

El Arco de Triunfo y los Campos Elíseos

Probablemente el segundo monumento más famoso de París, el Arco de Triunfo debería ser el siguiente de la lista. Situado a 20 minutos a pie o a 15 minutos en metro de la Torre Eiffel, este impresionante arco se alza imponente en la parte oeste de los Campos Elíseos.

Construido a principios del siglo XIX, el arco cuenta con una impresionante estructura y complejos detalles y esculturas que narran historias de triunfo y sacrificio. El Arco de Triunfo es un símbolo del orgullo nacional francés que rinde homenaje a los que lucharon y murieron por el país durante las guerras revolucionarias y napoleónicas.

Si sube al mirador del Arco del Triunfo disfrutará de una vista de 360 grados de la ciudad. Desde allí, podrá apreciar la cuidadosa planificación que conforma el centro cultural e histórico del actual París.

Al descender del Arco de Triunfo, los Campos Elíseos le seducirán. Esta gran avenida, a menudo conocida como «la avenida más bella del mundo», rebosa de elegancia y sofisticación. Repleta de teatros, cafés y tiendas de lujo, en los Campos Elíseos encontrará una cautivadora mezcla de cultura y comercio.

Para almorzar, puede hacer una parada en las Galerías Lafayette de los Campos Elíseos para tomar un tentempié rápido antes de seguir explorando la ciudad. Si prefiere comer tranquilamente, encontrará numerosas terrazas donde pasar el rato viendo la gente pasear por los Campos Elíseos.

El Louvre

Desde los Campos Elíseos puede pasear tranquilamente por las pintorescas orillas del Sena hasta el Puente de las Artes, antes de llegar al Louvre.

A este famoso puente adornado con candados del amor se le conoce como el puente del romanticismo. Ha aparecido en muchas películas, como El caso Bourne y Amélie. (El Café des Deux Moulins, en el barrio de Montmartre, también apareció en Amélie). Hasta hace poco, los enamorados dejaban candados grabados con sus iniciales y arrojaban la llave al río, para simbolizar su amor eterno.

Lamentablemente, esto ya no está permitido, pero la increíble vista seguro que sacará a la superficie su lado más romántico.

Al cruzar el puente encontrará el Quai des Tuileries, a la entrada del Museo del Louvre, el museo de arte más importante del mundo, situado en el centro de París. Admire la famosa Mona Lisa, pasee por los impresionantes aposentos de Napoleón III y descubra otras muchas grandes obras de arte de esta vasta colección.

Consejos prácticos  📝

Compruebe los horarios de apertura

Para evitar imprevistos, antes de salir compruebe los horarios de apertura del lugar que desee visitar. Algunos museos cierran determinados días; por ejemplo, el Louvre no abre los martes. El Punto de Información Turística de las Galerías Lafayette puede informarle sobre los horarios de apertura de los principales monumentos de París, la mejor manera de llegar a ellos y dónde comprar las entradas. También puede informarse sobre las atracciones turísticas gratuitas.

El Centro Pompidou 

El Centro Pompidou presenta un marcado contraste con el Louvre, centrándose en obras modernas y contemporáneas.

Con su innovador diseño arquitectónico, el exterior del edificio es un fascinante ejemplo de arquitectura moderna. Sus icónicos elementos estructurales aparentes simbolizan el abandono del diseño convencional en favor de la creatividad vanguardista.

El Centro Pompidou ofrece un cambio de perspectiva artística en comparación con el aspecto tradicional del Louvre. Visitar ambos le permitirá apreciar lo mejor del arte clásico y contemporáneo.

Desde los movimientos de vanguardia hasta las colecciones contemporáneas, el Centro Pompidou ofrece una visión general del panorama artístico de los siglos XX y XXI. Allí podrá ver obras de figuras como Picasso, Duchamp y Kandinsky y será testigo de un arte que invita a la reflexión.

Consejos prácticos  📝

Ahorre dinero con el Paris Museum Pass 

El Paris Museum Pass le permite acceder gratuitamente a más de 50 museos y monumentos de París, incluidos el Louvre, el Museo de Orsay y el Palacio de Versalles en las afueras. No sólo ahorrará dinero, sino también tiempo y, sobre todo, evitará las colas para comprar las entradas.

La Catedral de Notre Dame

Notre Dame, París

Un trayecto en autobús de 15 minutos desde el Centro Pompidou le llevará a la catedral de Notre Dame. Debido al terrible incendio que tuvo lugar en 2019, actualmente solo se puede ver la catedral desde el exterior. No obstante, no debe descartar la visita a este increíble edificio de su itinerario de 3 días en París, aunque solo sea desde el exterior, para apreciar el trabajo que se está llevando a cabo en la restauración.

El exterior sigue siendo un testimonio de la magnificencia gótica de la catedral de Notre Dame. La trabajada fachada, adornada con gárgolas y estatuas, sigue siendo un espectáculo cautivador.

La expectación en torno a la reapertura de la catedral de Notre Dame se hace eco de un ansia colectiva por presenciar el gran renacimiento de este impresionante monumento. Una vez restaurada, los visitantes tendrán de nuevo la oportunidad de contemplar el interior y disfrutar del exterior de la catedral, incluidas sus famosas vidrieras y su imponente arquitectura.

Esta es una de las mejores vistas de París y puede contemplarse desde muchos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, incluida la azotea de las Galerías Lafayette.

Saint-Germain-des-Prés

Tras una tarde cultural, es hora de relajarse un poco. Saint-Germain-des-Prés, situado en el distrito 6 de París, está lleno de cautivadoras calles y es famoso por su historia literaria y artística. Este barrio histórico, enclavado en la orilla izquierda del río Sena, ha sido durante mucho tiempo punto de encuentro de intelectuales, artistas y filósofos.

Si le apetece hacer más turismo, en el corazón del barrio encontrará una iglesia románica y gótica que data del siglo VI. Este lugar de culto ha sido testigo durante siglos de transformaciones, desde sus orígenes como abadía hasta su papel como lugar de encuentro del movimiento existencialista a mediados del siglo XX.

Las calles de los alrededores destilan un ambiente erudito y creativo, con sus numerosos cafés, librerías y galerías. Puede descansar un rato y tomar un café en el Café de Flore o en Les Deux Magots y sumergirse en el ambiente que antaño frecuentaron intelectuales como Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

Jardines y palacio de Luxembourg

Jardines de Luxembourg, París

Si aún le queda tiempo en su itinerario antes de regresar a su hotel para salir por la noche en París, visite los Jardines y el Palacio de Luxemburgo también en el distrito 6. Una visita a este lugar promete una inmersión tranquila en el pasado y el presente de la ciudad, donde los jardines formales y la impresionante arquitectura crean una experiencia cultural enriquecedora.

María de Médicis mandó construir el Palacio de Luxembourg a principios del siglo XVII, una combinación de estilos renacentista y barroco. Se trata de un edificio de importancia histórica, testigo de momentos cruciales de la política y la cultura francesas. En la actualidad, el Palacio es la sede del Senado francés y abre sus puertas a los visitantes que deseen explorar sus opulentos interiores.

De estilo formal francés, los jardines circundantes presentan motivos geométricos, estatuas y un estanque. Los jardines no son solo un escenario hortícola, sino que también acogen exposiciones de arte, conciertos y actos literarios. También puede jugar una partida de tenis o ajedrez en los jardines, y los niños podrán ocuparse con las actividades al aire libre.

Día 2 – Compras y cultura

Combinar el arte, la cultura y las compras en París es una experiencia única y enriquecedora. ¿Qué mejor lugar para vivirla que en Galeries Lafayette, las tiendas de departamentos más famosas de París?

Galeries Lafayette, más que una tienda de departamentos para comprar marcas de alta costura, es una experiencia completa, por lo que debe visitarlas uno de los tres días en París.

Compras de grandes marcas

Con sus más de 3500 marcas de lujo y de diseño, Galeries Lafayette es el paraíso de los compradores. En esta histórica tienda de departamentos, que cuenta con una impresionante cúpula de estilo Art Nouveau, encontrará algunas de las mejores marcas francesas.

Podrá comprar los clásicos de Chanel o Dior y descubrir algunos de los nuevos diseñadores de moda franceses. También encontrará «Instabrands», las colecciones que debutan en las redes sociales, o comprar sus Levi’s o Ugg favoritos.

Descubra las elegantes colecciones de moda masculina, femenina e infantil y disfrute de un inolvidable día de compras. Por supuesto, un día de compras no sería uno de verdad sin un bolso o un par de zapatos de diseño para completar su outfit. El departamento de caballeros, l’Homme, se encuentra en una zona propia zona, a un paso del edificio principal de Haussman.

Encontrará moda infantil en la 5ª planta de la tienda principal, junto con el Reino de los Juguetes. En el espacio de Guardería de las Galeries Lafayette, podrá hacer una parada con los más pequeños para descansar. Con cambiadores y espacios para comer, es el lugar ideal para ir de compras con niños pequeños.

Massage par Gloss'up à la Wellness Galerie

Un mundo de bienestar

Reserve una hora para una sesión revitalizante con un relajante tratamiento de belleza en la Wellness Galerie, de estilo holístico. Si se siente con energía, puede hacer deporte o bien relajarse en una clase de yoga. La Wellness Galerie está situada en la planta baja, un tranquilo santuario para escapar de la actividad de la tienda de departamentos.

Tendrá donde elegir: todas las técnicas de relajación y cuidados que pueda imaginar, desde un masaje post jet lag, una limpieza de cutis, o un corte de pelo y teñirse las pestañas, o hacerse la manicura y la pedicura.

Restaurantes y cafés

De todos es sabido que ir de compras cansa. Para hacer un paréntesis y tomar un café o una copa de champán, entre en uno de los restaurantes de Galeries Lafayette..

En el Café Coutume, situado en la 3ª planta, encontrará el ambiente de un típico café francés, y podrá observar a la gente pasar bajo a la magnífica arquitectura del edificio, casi como si estuviera en un teatro. Si desea probar una copa de los mejores champanes o vinos franceses, diríjase a Le Bar de la Cave, en la primera planta, pero también existen otros lugares donde refrescarse y prepararse para continuar sus compras en el universo de las Galeries Lafayette.

Tratamientos de belleza y cuidados de la piel

Seguimos en nuestro itinerario y le proponemos que se deje mimar. Puede concertar una sesión personalizada cita con uno de nuestros expertos en cuidados de salud y belleza, que le aconsejará sobre los productos que más le convienen. Para un servicio óptimo, le recomendamos que pida cita previamente.

Los hombres también pueden comprar sus productos de belleza y cuidado de la piel en la sección para hombres de la primera planta. Desde las mejores marcas de cuidado personal hasta las últimas novedades, la gama de productos de aseo masculino incluye desde el cuidado de la barba hasta perfumes o geles para el pelo.

Si va a acudir a una velada especial en París y quiere arreglarse la barba o cortarse el pelo, diríjase al salón de peluquería y barbería Alexandrom. Mientras tanto, las señoras pueden esperarle en el Blow-Dry Bar.

Una experiencia Galeries Lafayette

Una vez recuperado, puede vivir una experiencia única en Galeries Lafayette Pruebe un curso de pastelería de macarrones franceses o disfrute de una visita guiada al famoso edificio Haussmann. Si le apasiona el mundo de la alta costura, compruebe cuándo tiene lugar el próximo desfile en Galeries Lafayette y reserve una entrada. ¿Adora los auténticos macarrones franceses? Descubra con toda la familia cómo hacer los mejores macarrones en su casa con una clase de pastelería de macarrones.

Recuerdos

No puede irse de las Galeries Lafayette sin llevarse un recuerdo de su día en una de las tiendas de departamentos más impresionantes del mundo. Tanto si quiere comprar un recuerdo para usted o para sus amigos y familiares, seguro que encontrará el adecuado en Galeries Lafayette. En la librería podrá comprar un libro sobre París, pero también puede encontrar algo para decorar su casa, o incluso una joya especial jewelry. Tiene mucho donde elegir.

Consejos prácticos  📝

Devolución de impuestos si vive fuera de la UE

Si gasta más de 100 euros, tiene más de 16 años y vive fuera de la UE, puede obtener un 12 % de devolución de impuestos en sus compras. Infórmese en la primera planta de la tienda principal.

Cenar en Galeries Lafayette

Al terminar sus compras, ¿por qué no se queda a cenar con nosotros en uno de los restaurantes de alta gama? La mayoría permanecen abiertos hasta las 21:30, por lo que tendrá tiempo para tomar un cóctel a la ciudad. Puede elegir entre una gran variedad de platos franceses, asiáticos y mediterráneos.

Antes de finalizar el segundo de sus 3 días en París, disfrute un momento en la terraza de la azotea para contemplar una impresionante vista nocturna de la ciudad.

Día 3 – Palacio de Versalles 

Para escapar de la ciudad puede hacer un corto viaje en tren para visitar Versalles. Puede visitar este lugar imprescindible durante todo el día o regresar a la ciudad para visitar otros lugares de interés.

La duración del trayecto dependerá de dónde se encuentre su línea RER durante sus 3 días en París. La línea C del RER dispone de muchas paradas que le llevarán directamente a la estación Chateau Rive Gauche de Versalles. El viaje de ida y vuelta le costará menos de 10 euros y Versalles está a sólo 10 minutos a pie de la estación.

Versalles

El Palacio de Versalles es un símbolo de opulencia y poder. Lo mandó construir Luis XIV, el Rey Sol, y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es una ilustración de la arquitectura clásica francesa y la cumbre del arte del siglo XVII.

Mientras pasea por la Galería de los Espejos, ornada con deslumbrantes lámparas de araña y espejos dorados, podrá imaginar los tratados y acuerdos históricos que marcaron el curso de la historia europea. Los jardines, perfectamente cuidados, ofrecen una escapada tranquila y la oportunidad de contemplar majestuosas fuentes y una vegetación esculpida.

Durante su estancia en Versalles, dedique un par de horas a visitar el centro de la ciudad y el Palacio. El Gran Trianón, un retiro encargado por Luis XIV, es una maravilla de la arquitectura clásica, con paredes de mármol rosa y un ambiente tranquilo. Este palacio, inspirado en el diseño arquitectónico italiano, es de una sola planta y está rodeado de jardines formales.

La Aldea de la Reina, un pequeño pueblo rústico situado la finca, transporta a los visitantes a un entorno menos formal. María Antonieta, que buscaba escapar de la vida de la corte, diseñó esta aldea como un remanso de sencillez, con una cabaña con techo de paja y paisajes naturales. Puede visitar los magníficos interiores, restaurados a lo largo de los años, y adentrarse en el mundo privado de la reina de Francia.

Más cosas que hacer en París

Su itinerario de 3 días por París ha llegado a su fin. Si le queda tiempo, aquí tiene algunas cosas más que hacer en París.

Museo de Orsay

El Museo de Orsay, ubicado en la magnífica estación de ferrocarril de estilo Beaux-Arts, representa la evolución artística de finales del siglo XIX y principios del XX. Se trata de uno de los museos más impresionantes de París, donde podrá contemplar la extensa colección de obras maestras impresionistas y posimpresionistas, entre las que se incluyen obras de Monet, Van Gogh y Degas.

En la entrada podrá admirar su un enorme reloj dorado, seguido de grandes salones y elevados techos de cristal, que crean una sensación de opulencia.

Consejos prácticos  📝

Entradas gratuitas a museos

El acceso a muchos museos de París es gratuito el primer domingo de cada mes. Para más información sobre las entradas gratuitas, consulte la web de la Oficina de Turismo de París o las páginas web de cada museo.

El Marais

Dedique un par de horas al histórico barrio de Le Marais, en el distrito 4, para explorar su cultura. Le Marais es una oportunidad única para descubrir la vida parisina.

Conocido por su arquitectura medieval y su animado ambiente, el barrio del Marais es una combinación de estrechas calles adoquinadas y edificios del siglo XVII entremezclados con boutiques de moda y galerías de arte. Podrá encontrar joyas ocultas en las eclécticas tiendas, adentrarse en el espíritu artístico del distrito y visitar el barrio judío, con sus sinagogas, panaderías y tiendas de falafel.

Admire la Place des Vosges, la plaza más antigua de París, o disfrute del ambiente de la Rue des Rosiers. El Marais combina a la perfección lo nuevo y lo antiguo.

Montmartre y el Museo Salvador Dalí

Reserve algo de tiempo de sus 3 días en París para visitar el bohemio barrio de Montmartre. El cautivador distrito 18 de París es el corazón artístico de París.

Pasee por las calles adoquinadas, donde artistas de vanguardia como Picasso y Van Gogh pasaron mucho tiempo. No deje de visitar la Place du Tertre, una plaza repleta de cafés y artistas que pintan y exponen sus obras.

Después, suba a la cima de Montmartre para disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad desde la Basílica del Sacré-Coeur, que también podrá contemplar desde la azotea de Galeries Lafayette. La construcción de este asombroso monumento comenzó en 1875 y no se terminó hasta 1923. Su diseño romano-bizantino es un homenaje al desarrollo de la arquitectura francesa.

Prepárese para un vigoroso paseo, ya que hay que subir casi 300 escalones. Cuando llegue a la parte más alta, la vista merecerá la pena y ya que verá París bajo sus pies y la Torre Eiffel a lo lejos. También puede comprar un billete para el funicular y subir y bajar lentamente mientras disfruta de las vistas de París.

Su última parada será el Museo Salvador Dalí, un tranquilo santuario que muestra el genio excéntrico del famoso artista surrealista. Explore el mundo fantástico de Dalí, condensado en más de 300 esculturas, pinturas y dibujos, que simbolizan las profundidades de su brillante imaginación.

Île de la Cité

Si tiene tiempo, visite esta isla única en el centro de París, en el Sena, para disfrutar de una experiencia especial. No se pierda la Sainte-Chapelle, una obra maestra de la arquitectura gótica.

Su belleza reside en los trabajados detalles de sus 1113 vidrieras, que se elevan hacia el cielo representando narraciones bíblicas. Cuando la luz del sol se filtra a través de estas vidrieras, el interior se transforma en un luminoso santuario que evoca una sensación de paz.

Fue construida para albergar valiosas reliquias, entre ellas la Corona de Espinas de Jesús, y sirvió como capilla real para los reyes de Francia. La sensación de historia que se respira entre sus muros le invitará a conectar con el legado medieval de Francia y sus monarcas.

Catacumbas de París

Al recorrer la superficie subterránea de París, las catacumbas son un recordatorio de la macabra historia de la ciudad. Esta red de osarios le hará vivir una experiencia única y espeluznante que satisfará su morbosa curiosidad.

Originariamente canteras de piedra caliza, estos túneles se transformaron a finales del siglo XVIII para hacer frente a la falta de espacio de los cementerios de la ciudad. Las paredes, revestidas de huesos y cráneos ordenados, cuentan una conmovedora historia de mortalidad. Las catacumbas son un símbolo de las medidas adoptadas en aquella época para resolver los problemas de salud pública y de espacio de la ciudad.

Más allá de su importancia histórica, las catacumbas son una muestra de ingenio arquitectónico. Navegando por los pasadizos poco iluminados, podrá ver cámaras adornadas con huesos cuidadosamente apilados, formando composiciones artísticas que evocan asombro y contemplación.

El Moulin Rouge

Si le gustan los espectáculos de revista en vivo, el mejor lugar para cenar y pasar una velada inolvidable es el Moulin Rouge. Este histórico cabaré no es solo un local, es un resumen de la sofisticación y voluptuosidad que definen la vida nocturna parisina.

El inconfundible molino rojo que corona el Moulin Rouge es un símbolo de su grandeza arquitectónica. El lugar, que data de la Belle Époque, desprende un aire nostálgico que transporta a los visitantes a una época de glamur bohemio. Su característica fachada, adornada con centelleantes luces, es un preludio del espectáculo que le espera en su interior.

El famoso espectáculo «Féerie» del Moulin Rouge es un espectáculo deslumbrante, en el que el escenario cobra vida con bailarines de cancán, trajes elaborados y música cautivadora. La energía y la exuberancia del espectáculo crean una atmósfera inolvidable.

Para las parejas que buscan pasar una velada romántica, el Moulin Rouge es el marco perfecto. Su oscuro interior con sus lujosos asientos de terciopelo rojo y los melodiosos acordes de la orquesta crean un ambiente fascinante. Una de las mejores maneras de disfrutar de un viaje romántico a la Ciudad del Amor.

Opera Garnier

En el corazón de París se sitúa el Palacio Garnier, comúnmente conocido como la Ópera Garnier, y lugar que debe visitar obligatoriamente si busca más cosas que hacer en París. Una visita a la Ópera Garnier es una oportunidad de experimentar el legado artístico por el que París es tan conocido. ¿Por qué no aprovecha su visita a Galeries Lafayette para contemplar la Ópera Garnier desde la azotea?

Construida en estilo Segundo Imperio, la Ópera Garnier es una obra maestra arquitectónica diseñada por Charles Garnier. Su fachada, ornada con columnas corintias y frisos esculpidos, refleja la sofisticación de la época. Los lujosos interiores, en particular la Gran Escalinata y el Gran Vestíbulo, transportan a los visitantes a un mundo de elegancia atemporal.

Como sede principal de la Ópera de París, la Ópera Garnier ha desempeñado un papel fundamental en la evolución de las artes escénicas. Su ilustre historia ha presentado obras famosas como «Carmen» y «El lago de los cisnes». Cabe destacar la grandiosidad del auditorio, con sus cortinas de terciopelo rojo y su decorado en pan de oro.

La Ópera Garnier es también un tesoro de riquezas artísticas. El fresco del techo pintado por Marc Chagall infunde al auditorio una energía espectacular. El Fantasma de la Ópera, inmortalizado en la novela de Gaston Leroux, añade un toque de misticismo al recinto que cautivará su imaginación.

Puede reservar una visita guiada a la Ópera Garnier para comprender su historia, su arquitectura y los entresijos de la puesta en escena de producciones de talla mundial. Los visitantes pueden ver los bastidores, explorar los pasillos y los camerinos de los artistas, y aprender cómo se crea una ópera escenificada.

En el corazón de París, el Palacio Garnier, comúnmente conocido como la Ópera Garnier, se erige como un modelo de opulencia y grandeza arquitectónica, atrayendo a conocedores de la cultura y entusiastas de las artes. Una visita a la Ópera Garnier no es un mero paseo por la historia, sino una inmersión en el esplendor y el legado artístico que caracterizan a París.

Desplazarse por París

Para visitar París le recomendamos que se informe sobre sus opciones de transporte y las planifique cuidadosamente. En un itinerario de 3 días deberá asegurarse tanto de la eficiencia como de la rentabilidad: no hay tiempo que perder. Por supuesto, la mayor parte del recorrido lo hará a pie, por lo que deberá llevar calzado cómodo, pero habrá momentos en los que necesitará el transporte público para llegar a su destino.

Paseo en barco por el Sena

Un paseo en barco por el Sena le permitirá ver París desde una perspectiva diferente. Podrá ver todas las atracciones turísticas principales que no tenga tiempo de visitar en sus tres días. Además, podrá visitar Galeries Lafayette Beaugrenelle, situadas muy cerca del Sena, frente a la tienda de departamentos Beaugrenelle.

El tranquilo viaje por el serpenteante río Sena comienza y termina en los Bateaux Parisiens, desde donde salen la mayoría de los principales operadores turísticos. Los barcos navegan bajo los pintorescos puentes y los monumentos centenarios de la ciudad.

Podrá ver la Catedral de Notre Dame, el Louvre, el Arco de Triunfo y la cúpula modernista de Galeries Lafayette. Al pasar por el Museo de Orsay, majestuosa estación de ferrocarril, verá la orilla izquierda del Sena y sus adorables puestos de libros y cafés al aire libre. Cada curva del río revela una nueva escena que muestra París en todo su esplendor.

El metro de París

Esta extensa y eficaz red de metro es la espina dorsal de los desplazamientos por París. El metro cuenta con líneas bien conectadas y proporciona un acceso rápido a las principales atracciones. Puede comprar una tarjeta Navigo Easy para agilizar el pago del billete y tener viajes ilimitados dentro de las zonas especificadas. Basta con deslizar la tarjeta y recargarla cuando sea necesario, evitando así comprar billetes individuales.

Lo más económico para una visita de 3 días es comprar un paquete de 10 billetes. Cada uno es válido para un viaje, con derecho a cambios de línea ilimitados, siempre que no salga de la estación de metro.

Puede comprar la tarjeta Navigo Easy en las taquillas de cualquier estación de metro.

También puede informarse sobre el pase Paris Visite, pero tiene que ver si le compensa, ya que el precio cambia en función de la zona a la que viaje y desde la que lo haga. Esta opción es más adecuada si va a viajar fuera de la zona interior, si su alojamiento está en las afueras o quiere ir al aeropuerto en metro.

Autobús 

Viajar en autobús puede ser una buena forma de desplazarse por París, sobre todo si se trata de distancias cortas. París cuenta con una amplia red de autobuses que puede seguir fácilmente consultando la información en la parada. Seguramente hay una cerca de su hotel.

Puede utilizar la tarjeta Navigo Easy y Paris Visite en los autobuses públicos, pero no en las visitas guiadas en autobús privado. Si quiere comprar billetes de autobús para un trayecto de una parada, es más barato comprarlos en una estación de metro o en un quiosco, ya que hay un pequeño recargo si los compra directamente en el autobús.

Para una excursión guiada, los autobuses turísticos de París. Equipados con comentarios informativos, estos autobuses de dos pisos recorren todos los lugares de interés en un par de horas. Son una forma cómoda e instructiva de descubrir París, sobre todo si tiene poco tiempo.

Velib’

Velib’, el sistema de bicicletas compartidas de París, es una excelente opción para combinar ejercicio físico y turismo. Repartidas por toda la ciudad, estas bicicletas se alquilan fácilmente, lo que permite explorar sin prisas las calles parisinas y los lugares pintorescos. Alternativa ecológica, Velib’ garantiza la movilidad evitando las limitaciones del tráfico.

Un itinerario de tres días por París bien planificado es la clave de una experiencia inolvidable. Un recorrido por la Ciudad de la Luz no consiste únicamente en marcar la lista de los lugares emblemáticos, sino en adentrarse en el corazón de París.

Cada día hay algo diferente que hacer, desde una visita a la Torre Eiffel hasta contemplar la belleza del Palacio de Versalles o disfrutar de un tratamiento de belleza en la Wellness Galerie de Galeries Lafayette. Las catacumbas, con sus misterios subterráneos, las bulliciosas calles bordeadas de encantadores cafés y los magníficos edificios como el Louvre o el Museo de Orsay forman parte del ambiente de la ciudad.

París, una ciudad que deja huella.

Encuéntranos
en las grandes tiendas
Compra desde tu casa

Descubre también